De sangre se tiñen las calles y adoquines del puerto de Valparaíso

Abr 25, 2021 | Columna

Días atrás nos enteramos de la trágica muerte de Rosa Muñoz, porteña de 44 años, oriunda del barrio puerto. La mataron, la violaron, la apedrearon, y quizás que más vivió en su vida de dolor, tristeza y abandono. Un abandono social, carente de posibilidades, de oportunidades y reinserción social.
La realidad que se vive en torno a la plaza Echaurren en sus calles y callejones sale de lo normal, nos rompe el corazón por lo que se vive, pobreza, alcoholismo, drogadicción y abandono constante por décadas que sufren sus habitantes. No podemos continuar invisibilizando estos problemas y menos estos hechos de horror con nuestras mujeres porteñas. Ni una más, sin vida.
Menos de un año atrás hablábamos del secuestro y múltiples violaciones sufridas por Roxana, otra mujer ultrajada, donde los hechos terminaron con un incendio y a la fecha nada de soluciones de protección social.
¿Dónde está la acción del Servicio Nacional de La Mujer? ¿Qué pasa con el trabajo del Servicio de Desarrollo Social? ¿Por qué la Municipalidad no se hace presente? ¿Qué Servicios Públicos nos tienen que dar solución?
Es urgente la intervención en el barrio puerto con programas y espacios sociales para nuestra gente vulnerable y vulnerada de sus derechos, necesitamos más fiscalización apoyada por seguridad pública.
Nuestros corazones lloran, pero se fortalecen para luchar con mas fuerza por quienes hoy no tienen voz y no son votos para los candidatos.
Patricio Veas Moreno 
Profesional del Turismo e Insistente Social
Candidato a Concejal por Valparaíso