La significancia de ser una Ciudad Puerto

Feb 3, 2021 | Visiones Ciudadanas, Gonzalo Ilabaca

La significancia de ser una Ciudad Puerto

En economía existe una máxima: ningún país subdesarrollado alcanza el desarrollo haciendo lo mismo. Ninguna ciudad sale de su pobreza haciendo lo mismo. Desde hace décadas que los alcaldes nos vienen diciendo que  van a solucionar el problema de la basura, del comercio ambulante, de los rayados en los inmuebles, de los perros vagos, de la inseguridad, de los campamentos y nos dicen que van apoyar al comercio local y que van a buscar inversiones para la ciudad. Pero no dicen cómo lo van a hacer, ni cuál será ese cambio que harán en la ciudad.

En urbanismo hay una máxima que dice: la calidad de una ciudad se mide en los espacios públicos. En una ciudad marítima el espacio público principal es su territorio costero. En Valparaíso el territorio costero ha sido su riqueza histórica, de ahí viene nuestra condición portuaria, nuestra identidad y nuestra forma de habitar el anfiteatro, nuestra cultura y nuestro patrimonio, reconocido en todo el mundo. El diseño de la ciudad puerto es entonces el cambio principal y este debe hacerse de cara a la ciudad, con la participación de la expertiz local, buscando el bien común por sobre intereses privados y preservando nuestro patrimonio cultural para las futuras generaciones.

Las preguntas que surgen siempre

¿Por qué los porteños tenemos buena vista desde nuestros cerros y no una buena vida?.

¿Por qué las grúas del puerto son de ultra tecnología y la ciudad atrás está empobrecida?.

¿Por qué el mejor espacio público de los porteños está cerrado con alambre de púas sin permitirle a la ciudad llegar al mar en el centro del anfiteatro, cuando ese territorio costero es la máxima riqueza de la ciudad?

¿Qué tiene que ver el territorio costero con la pobreza en lo alto de los cerros? 

¿Qué tiene que ver el alambre de púas, con la ruina y la subutilización del plan, nuestro más importante centro social?

La importancia del bien común

A partir de mediados del siglo XIX los porteños le ganaron dos cuadras al mar originando el urbanismo en Valparaíso, lo que posibilitó el uso justo y democrático del territorio costero, lo que atrajo la inversión e impulsó el desarrollo de Valparaíso convirtiéndolo en pocas décadas a una aldea de pescadores con unos pocos galpones de granos por 300 años en el Emporio del Pacífico Sur. Todos se vieron beneficiados y la ciudad también, en el plan y en los cerros, como una unidad. 

Esa es la importancia del urbanismo cuando se trabaja para el bien común. Ese esfuerzo de ganarle terreno al mar en el centro del anfiteatro fue después potenciado con la construcción del molo de abrigo que le dio protección  a la ciudad y a la actividad portuaria, motor de ese desarrollo. Ambos eventos colosales son diseño ciudad puerto y generaron la ciudad que heredamos y ese esfuerzo de ayer le pertenece a todos los porteños. 

El centralismo que nos perjudica

Hoy la ciudad está separada de su mar en el centro del anfiteatro por el centralismo del estado, quienes han mal administrado nuestra riqueza territorial costera  y eso ha significado nuestra pobreza y decadencia actual.  Hoy en día, el gran tamaño de los barcos necesita de una nueva infraestructura portuaria y ese es el gran desafío: diseñar su territorio costero para potenciar todas las vocaciones de este nuevo Valparaíso: la portuaria, la patrimonial y turística, la académica, la innovación y las industrias culturales, asegurando el uso equitativo del territorio y maritorio y ambientalmente sostenible del espacio urbano.

Cuando hablamos de Patrimonio en Valparaíso

El patrimonio es una riqueza frágil, un recurso no renovable, cuando desparece, desaparece para siempre. Sin embargo, creemos que su riqueza sólo está latente, su potencial está vigente y esperando, como una ciudad dormida. Valparaíso es el único puerto Patrimonial entre el Canal de Panamá y Punta Arenas. ¿Por qué entonces no despertar el potencial de Valparaíso?.

Los Ejes que accionan Valparaíso Primero

Por lo mismo, en nuestro movimiento Valparaíso Primero, hemos centrado nuestro accionar en tres ejes que van conectados entre sí: desarrollo urbano, desarrollo humano y desarrollo económico.

De todos ellos la recuperación de nuestro espacio común, es decir, el desarrollo urbano de la ciudad puerto, especialmente el territorio costero –la energía vital que genera nuestra riqueza- es el eje principal y articulador (al igual que hace 140 años) pues nos permite recomponer la relación ciudadanos – ciudad puerto, de manera integrada para darle valor agregado a las potencialidades de Valparaíso, generando así mayor inversión para así enfrentar las diversas vulnerabilidades de la ciudad y los porteños.

La Recuperación del Espacio Urbano

El desempleo, la basura, la ruina del plan, los rayados, la inseguridad, son la cara visible de continuos fracasos. Por lo mismo, el desarrollo humano y económico de Valparaíso depende en gran parte de la recuperación de su espacio urbano principal como es su territorio costero en toda la extensión de la comuna.

Por lo mismo nuestra gestión se empeñará en unir los criterios y anhelos de los porteños para generar un diseño ciudad puerto, por sobre la desconfianza, las ideologías y los intereses particulares. Nuestra propuesta se trata entonces  mejorar el espacio público principal, de provocar un cambio cultural para una visión de futuro unitaria y común, en una de las peores crisis de Valparaíso. No podemos seguir haciendo siempre lo mismo, tropezando con las mismas piedras. Eso nos diferencia de otras candidaturas.

Despertemos el potencial de Valparaíso para superar y enfrentar sus vulnerabilidades

Tratándose del espacio común la tarea es de todos, el objetivo es integrarnos en esta acción común: despertar el potencial de Valparaíso para superar y enfrentar sus vulnerabilidades. Esta mala administración del estado de nuestro territorio costero -nuestra riqueza histórica- no da para más. Ese es el objetivo principal de nuestra gestión: correr las fronteras del municipio y presionar al estado a cumplir las leyes chilenas (la Constitución, ley de Puertos, ley de medio Ambiente, ley de Monumentos Nacionales) y los tratados internacionales en torno al desarrollo sustentable, el cuidado del patrimonio, los derechos humanos y los derechos urbanos suscritos como estado parte de la ONU y la UNESCO para así generar mejor ciudad y mejor puerto. 

¿Qué decimos cuando hablamos de Valparaíso Primero?

Valparaíso primero es poner a Valparaíso Primero. A eso te estamos invitando. Creer en nosotros mismos. El modelo del estado con Valparaíso falló. Despertemos el orgullo porteño, despertemos el potencial de Valparaíso. En este Chile que pide cambios seamos rebeldes de verdad en el territorio, no en las consignas. Recuperar Valparaíso para los porteños, para Chile y para el mundo no es una consigna, es la misión de nuestra época.

En resumen, se trata de PENSAR EN GRANDE EL FUTURO DE NUESTRA CIUDAD PUERTO, comenzando por el diseño y la recuperación del territorio costero como fuente principal de nuestra riqueza histórica y que su materialización sea el resultado de acciones pequeñas, medianas y grandes en la comuna, en armonía con un todo sistémico; posible en el marco de una planificación colectiva cargada de legitimidad, con proyección en el tiempo y obligatoriamente respetada por todos y todas, pero fundamentalmente por las autoridades regionales y nacionales para que en cada tramo le corresponda empujar su desarrollo.

Gonzalo Ilabaca

Artista Pintor

Ciudadano Ilustre de Valparaíso.